miércoles, 3 de diciembre de 2008

Que no estamos tan mal, como diría Laporta

Esta semana las comparaciones con el mundo futbolero se están abundando, pero es que por desgracia su globo mediático viaja cientos de metros más alto que el mundo de la canasta. Si Joan Laporta viviera esta situación, lo primero que haría en algún acto del club sería exclamar a los cuatro vientos esa frase antológica “Qué no estamos tan mal”, seguida de “Al loro, que no os engañen”. Sí, el Cáceres 2016 no está tan mal, es más me atrevería a decir que capea el temporal de lesiones y de la adaptación a la Liga mejor de lo que se podía imaginar.
Nadie valora que este equipo ha ganado varios partidos como el de Los Barrios sin un jugador extracomunitario, es decir una proeza y más aún en una Liga en la que los equipos se diseñan en torno a dos pasaportes no europeos. Un balance de 5-6 a estas alturas de película es más que aceptable. Que el juego puede mejorar, seguro; que el equipo puede estar más arriba, cierto; pero que el bloque se reponiendo ante las adversidades, una verdad como un templo.